No hay primera sin segunda

A muchos nos sorprendió el resultado de la primera vuelta presidencial del 19 de noviembre. Pero no tanto la reacción del mercado, considerando que la candidatura pro-mercado/inversión de Sebastián Piñera estuvo lejos de obtener los porcentajes anticipados por diversas encuestas y el Frente Amplio consiguió una cantidad de votos que ni ellos mismos imaginaban. Con todo, el 20 de noviembre el IPSA cayó un -5,9% y alcanzó a acumular un retroceso de -10.1% al cierre al 7 de diciembre. Ahora, ¿está aumentando la probabilidad de Sebastián Piñera de ganar la segunda vuelta? Al menos el mercado así lo cree y estos últimos días el IPSA ha recuperado bastante terreno, empinándose sobre los 5.130 puntos y alejándose del mínimo de 4.846,84 puntos registrado durante esta corrección.

¿Quiénes lideraron la caída del IPSA? Considerando que los fondos mutuos locales realizaron ventas netas por casi US$200 millones, y si asumimos este dato como aproximación del comportamiento del retail, fueron los inversionistas individuales los que arrastraron al mercado. Como veremos más adelante, las AFPs retomaron la tendencia compradora en noviembre y los institucionales extranjeros sólo anotaron ventas marginales de acciones chilenas (de acuerdo a lo reportado por EPFR y Santander).

¿Tomar utilidades o tomar las oportunidades? Con más o menos turbulencias, y asumiendo que independiente de quien llegue a la presidencia no nos transformaremos en “chilezuela”, la reciente corrección descomprimió las valorizaciones del mercado y abrió puntos de entrada interesantes en los activos de renta variable. La P/U forward 12 meses del IPSA (reportada por Bloomberg) se ubica a menos de una desviación estándar sobre la media de 5 años (17,8 veces), cuando hasta hace pocas semanas estaba ligeramente sobre dos desviaciones. Si usamos como referencia el múltiplo bolsa/libro del IPSA, el índice ajustó desde niveles cercanos a 1,9 veces a 1,7 veces, en línea con su promedio de 5 años. Se abrieron oportunidades, y un inversionista de clase sofisticada –como las AFPs– así lo apreció. En efecto, durante noviembre los fondos de pensiones registraron compras netas en acciones chilenas (directas) por US$264 millones, destacando las compras realizadas en Cencosud, SMU y Falabella (US$107 millones en conjunto).

¿Y dónde puede haber oportunidades? Sin ánimo de realizar recomendaciones, vale la pena tener en el radar a aquellas acciones de peor rendimiento estas últimas tres semanas. En este sentido, entre las acciones del IPSA que han corregido más de 10% post-primera vuelta (al cierre del 13 de diciembre) se encuentran Oro Blanco, Forus, Quiñenco, Itaucorp, Salfacorp, Ripley, ILC, Vapores, Sonda y Engie Energía Chile. Si bien hay que profundizar en el análisis antes de tomar una decisión de inversión, al menos desde el punto de vista de valorizaciones estos nombres muestran mayor atractivo, en particular aquellas acciones que se beneficiarían en mayor proporción de la eventual recuperación de la inversión y expectativas de mayor crecimiento económico.

Felipe Mercado
fmercado@dvacapital.com