La primera golondrina del año

Desde enero de 2013 –cuando el IPSA se apreció un +5,84%– que el mercado accionario local no mostraba un tan buen primer mes. Además, no sólo destacó en términos de rendimiento, sino también en cuanto a los volúmenes transados. En comparación, en enero del año 2017 los montos negociados en acciones fueron prácticamente el doble (promedio diario de Ch$130.301 millones versus Ch$66.875), mientras que superaron en un 12% al registro de diciembre de 2017.

¿Cómo fue el comportamiento del principal referente institucional local en el primer mes del año? De acuerdo a nuestras estimaciones, las AFPs registraron ventas netas cercanas a US$280 millones en acciones chilenas (directas), categoría que al cierre de dicho mes representaba un 9,3% del total de los activos administrados por el sistema. Por otra parte, los fondos mutuos también habrían desinvertido en acciones locales (alrededor de US$330 millones de acuerdo a nuestro cálculo). En ambos casos, AFPs y fondos mutuos, se debe tener en cuenta el impacto de la OPA de Banmédica sobre sus carteras, particularmente en los fondos de pensiones (desinversión en Banmédica explicó el 40% del flujo total de venta neta del mes).

Si estos actores no participaron del flujo de compra, ¿quiénes habrían liderado el rally de la bolsa? El flujo neto hacia acciones chilenas por parte de inversionistas extranjeros en enero alcanzó US$220 millones (de acuerdo a las estimaciones de EPFR y Santander). Este desempeño se explicó por el fuerte apetito por mercados emergentes, e incluso en enero se registraron flujos de inversión históricamente elevados hacia dicha categoría. Específicamente, hubo dos semanas en el mes donde se registró el segundo y tercer mayor inflow a mercados emergentes de los últimos 19 años.

Pero en febrero, y en línea con los mercados globales, el mercado accionario local comenzó a corregir. En efecto, en lo que va del mes el IPSA ha retrocedido -6,0% (al cierre del martes 13), en línea con el -6,5% en pesos registrado por el S&P-500. Con esto se borró todo lo avanzado en enero, y entonces nos preguntamos si se cumplirá el famoso refrán “una golondrina no hace verano”.

Si bien lo que sigue no pasa de ser anecdótico, son datos útiles para quienes disfrutamos de la “estadística” de corte futbolístico. Haciendo un poco de historia, entre los años 1998 y 2017, hubo 13 meses de enero en que el IPSA mostró un retorno positivo, con una rentabilidad promedio de +3,8% (mediana de +3,0%). De estos 13 años donde el mercado empezó rentando positivo, sólo en dos oportunidades el IPSA terminó cerrando el año con una caída en términos anuales. Para las restantes 11 observaciones, el IPSA acabó registrando un alza anual promedio ligeramente superior a +27% (mediana de +34%). ¿Irá a marcar alguna tendencia el avance de +5,23% de enero de 2018? Tendremos que esperar para ver si la primera golondrina del año termina haciendo verano.

Felipe Mercado
fmercado@dvacapital.com