La valorización del IPSA vuelve a su promedio

Mayo fue un duro mes para los mercados accionarios emergentes y para Latinoamérica en particular. Si vemos los retornos en dólares de los índices MSCI, mientras emergentes retrocedió -3,75%, Latinoamérica lo hizo en -14,29%, liderado por las caídas de Brasil (-16,53%) y México (-13,94%). En este contexto, Chile se mostró más defensivo que sus pares regionales, con el MSCI Chile retrocediendo
-8,98%.

Mirando el vaso medio lleno –considerando la corrección de -4,48% del IPSA en mayo (en pesos)–, nos encontramos con un nivel de valorización de la bolsa local más atractivo. La combinación entre caída en el precio de los activos y un crecimiento en la utilidad del IPSA de +23% a/a en el 1T18 que ayudó a confirmar las expectativas de resultados de corto plazo, se ha traducido en una importante baja en la P/U forward del mercado. Así, actualmente este múltiplo se ubica en 16,34 veces, sólo un 1% por sobre el promedio de 10 años de 16,17 veces.

En términos relativos, al contrastar la valorización del IPSA con el S&P-500 y mercados emergentes, vemos que la bolsa local muestra descuentos de -13% y -7%. En tanto, al hacer la comparación con Latinoamérica se observa un premio en torno a 2%, premio que es fácil de justificar a la luz de la incertidumbre política y económica que enfrentan México y Brasil.

A nivel individual, sin entrar a discutir en detalle sobre los niveles de liquidez bursátil o los fundamentos de las compañías, aparecen algunos nombres en los que vale la pena indagar. En este sentido, las acciones de Masisa, AES Gener, SK, SM SAAM, CAP, Antarchile, Sonda y Colbún, actualmente muestran descuentos en comparación al mercado y respecto a su valorización promedio de 10 años. Sin embargo, estas acciones y/o compañías enfrentan desafíos y es importante ponderarlos a la hora de determinar si realmente existe una oportunidad de inversión. Vamos caso a caso:

  • Masisa: La acción no destaca por su liquidez en bolsa, de hecho se ubica en la parte baja de la tabla con un promedio diario de US$300 mil. Por otra parte, la compañía se desprendió de gran parte de sus activos operacionales (Argentina; Brasil y México), y habrá que ver si Chile será capaz de generar caja. También hay que tener en cuenta que a lo anterior se sumó la reestructuración que resultó en un atractivo dividendo, pero junto a esto la compañía comenzará a consolidar el 100% de la operación venezolana (antes consolidaba un 60%). Para nadie es novedad la situación en este país, y los potenciales débiles resultados de esta unidad pueden terminar opacando la última línea de la “nueva” Masisa.
  • AES Gener: Si bien la compañía finalmente reestructuró financieramente el proyecto Alto Maipo, éste ha dado tantas sorpresas (negativas), que no podemos descartar que ocurra algo más durante lo que queda por desarrollar. Pero más allá de este proyecto puntual, el gran desafío de mediano plazo de la compañía se relaciona con renovación y obtención de PPAs (contratos de abastecimiento de energía), en un contexto donde todo apunta a una caída importante de los costos marginales como resultado de la irrupción de las ERNC.
  • SK: Al igual que en Masisa, la liquidez de la acción en la bolsa es un tema y no sería raro que el mercado le esté asignando un descuento por este motivo. Lo que urge en Sigdo Koppers es la obtención de nuevos contratos y que empiece a crecer su backlog con miras a los resultados 2019-2020. ¿El tren Santiago-Valparaíso? Podría ser un muy buen hito.
  • SM SAAM: Otra acción que no se caracteriza por su liquidez diaria y eso sin duda le juega en contra. Los desafíos de la compañía tienen relación con elevar la utilización de sus remolcadores y puertos, en un contexto donde la consolidación de la industria naviera ha terminado restándoles poder de negociación.
  • CAP: La compañía hizo los esfuerzos por reducir el cash cost de su brazo minero hace algunos años, por lo que entrar o no a esta acción hoy depende en gran medida de la visión de mediano-largo plazo para el precio del hierro.
  • Antarchile: La acción muestra un interesante descuento respecto a su principal activo subyacente (Copec). El descuento holding es cercano a 35%, y creemos que una parte importante se explica por la menor liquidez relativa de la acción. Mientras la acción de Copec transa casi US$10 millones al día, Antarchile promedia US$800 mil al día.
  • Sonda: El gran desafío de esta compañía es Brasil, en donde han tenido gran dificultad para mejorar los márgenes de las operaciones que fueron adquiriendo desde la época de su IPO. Todo esto en un contexto de fuerte competencia en la industria TI.
  • Colbún: Similar a AES Gener, el desafío de Colbún radica en la posibilidad de firmar PPAs atractivos que le permitan desarrollar los proyectos de ERNC que tienen en carpeta. En este sentido, el contrato de 500 GWh firmado con Minera Zaldívar es un muy buen primer paso.
Felipe Mercado
fmercado@dvacapital.com