Nunca ha sido fácil elegir

Los mercados de renta variable global como un todo, no parecieran haber prestado atención al ruido de la “Guerra Comercial” y tuvieron un gran mes durante julio, donde el MSCI All Country World Index (ACWI), el principal índice de acciones globales, rentó +2,89%. A diferencia de lo que veníamos observando durante el año las estrellas del mes las encontramos en Latinoamérica, donde Brasil rentó +12,22%, México +10,79% y nuestro IPSA +5,09%. También rentaron más que el índice global Europa ex UK (+4,28%) y el S&P 500 (+3,60%). De los principales mercados el único que presentó retornos negativos durante el mes fue China (-3,13%), quién se encuentra en la primera línea de esta “Guerra Comercial”.

Finalizados los primeros siete meses del año el ACWI acumula un retorno de +1,32% y de 2,57% si incluimos los dividendos (retorno total neto de impuestos). No es un retorno exuberante pero si siguiera a este ritmo terminaría el año en torno al 5,00% lo que sería aceptable luego de un extraordinario 2017 y tal vez sorprendente al procesar todas las noticias que han atemorizado al mercado recientemente.

Sin embargo, el ACWI, como buen promedio, oculta una información muy relevante este año 2018: la dispersión de resultados entre mercados producto de que la correlación entre activos aún se mantiene baja (ver Gráfico 1). Algo hemos comentado sobre esto en cuanto a los sectores industriales en columnas anteriores pero en esta lo analizaremos desde una perspectiva regional. El Gráfico 2 muestra los retornos en dólares al cierre de julio de un número importante de países y los colores los agrupan por su clasificación de mercado.

Indice Correlaciones Morgan Stanley

   

Fuente: Bloomberg.

Retorno en Dólares por País

   

Fuente: Bloomberg.

Claramente no ha sido lo mismo haber estado invertido en el Nasdaq, índice de compañías mayoritariamente tecnológicas, que en Turquía o China. De hecho, si los agrupamos por macro zonas solo los índices de Estados Unidos presentan retornos positivos. Japón, Europa, UK y Canadá están todos alrededor de cero, y los Mercados Emergentes presentan en su conjunto retornos negativos, dada la importancia de China y Corea del Sur dentro de este segmento.

Lo otro que llama la atención es la dispersión de retornos dentro de los Mercados Emergentes. Por un lado podemos explicarnos que Turquía y China sean los mercados con peor rendimiento dadas las controversias que han, y siguen teniendo con Estados Unidos. Por extensión podemos entender que esto ha afectado a muchos mercados emergentes lo que se puede apreciar claramente en el gráfico. Sin embargo, no deja de sorprender que México y Rusia se encuentren entre los mercados con mejor retorno en dólares en lo que va del año, países que también han enfrentado problemas con Estados Unidos.

Es bueno recordar qué se esperaba del mercado a principios de año, teniendo presente que hasta fines de enero su asenso parecía imparable. En ese entonces se hablaba que las valorizaciones eran muy elevadas, pero que el crecimiento sincronizado, la baja inflación, los estímulos monetarios, aún presentes en varias latitudes, y el impulso fiscal en Estados Unidos le darían el sustento suficiente para seguir creciendo aunque a un ritmo más moderado. Como las valorizaciones eran más elevadas en Estados Unidos, las preferencias estaban marcadas por los Mercados Emergentes, seguido por Europa, que finalmente empezaba a crecer de forma más sostenida, luego Japón, relegando al país del norte al último lugar de las preferencias. La realidad, al menos hasta ahora, nos muestra una vez más lo difícil que es intentar predecir los mercados.

Fernando Gómez
fgomez@dvacapital.com