Petróleo, alimentos, automóviles y otros: las compañías de trenes de Estados Unidos transportan eficientemente pesadas cargas que recorren largas distancias. Si bien gozan de oligopolios naturales, deben costear la mantención y operación de sus extensas redes ferroviarias, que en conjunto pueden dar casi seis vueltas...